Please enable JS



house-1429409__340.png

 

  • Si tienes un grifo que gotea, repáralo cuanto antes. Puedes estar perdiendo más de 30 L de agua al día.
  • Cierra el grifo mientras te enjabones, te cepilles los dientes o te afeites. Puedes utilizar un vaso de agua para enjuagarte los dientes.
  • Llena un recipiente con el agua fría mientras esperas a que salga el agua caliente de la regadera.
  • Cuando sales de viaje cierra la llave de paso.
  • Lava los vehículos con solo un balde de agua; si usas manguera coloca un presurizador para evitar el derroche de agua.
  • Revisar periódicamente que el flotador de los inodoros esté funcionando correctamente. 
  • Instala sanitarios de bajo consumo.
  • En los inodoros de dos botones, usa el botón pequeño para media carga, que utiliza solo 3 L.
  • No emplear el inodoro como una papelera. 
  • Evita verter residuos de comida, aceites y pequeños objetos a los desagües, prevendrás atascos en los desagües y no sobrecargarás las depuradoras.
  • Si tienes piscina, cúbrela mientras no se utiliza así se reduce la evaporación del agua; si además se le da mantenimiento una vez por semana no será necesario cambiar el agua durante algunos años.
  • Si adquieres electrodomésticos, como lavadora o lavavajillas, busca los modelos ahorradores de agua energía.
  • Asegúrate que pones en operación la lavadora o lavavajillas con la carga completa y elige el programa de lavado más corto.
  • Si friegas los platos a mano, primero enjabona con el grifo cerrado y después enjuaga.
  • No descongeles los alimentos poniéndolos bajo el chorro de agua, es mejor sacarlos de la nevera con tiempo suficiente.
  • Utiliza las dosis recomendadas de detergente para lavado, eligiendo los productos menos dañinos para el medio ambiente, sin fosfatos, blanqueantes químicos ni ópticos. 
  • Evita o reduce el consumo de los productos de limpieza más agresivos, como limpiahornos, limpiadores de alfombras y tapicerías, desatascadores químicos, abrillantadores y compuestos amoniacales concentrados, esto disminuirá la carga contaminante en las aguas residuales.
  • Riega tu jardín en las horas más frescas del día. Si tienes un sistema automático de aspersión, prográmalo para estas horas. El riego por goteo es más eficiente.
  • Grandes superficies de césped consumen gran cantidad de agua, en su lugar puedes plantar arbustos.
  • Seleccionar especies autóctonas de la zona ya que están adaptadas a nuestro clima y al terreno.
  • Puedes recoger el agua de lluvia para luego regar el jardín en días más secos.

 

 

 

logo miambientelogo midalogo ministerio saludlogo acplogo idanlogo aseplogo meflogo gobierno panama